Nace Ramona artesanal, un lugar para experimentar, para descubrir nuevos sabores, muy diferentes y a la vez... muy familiares.

Nuestros artesanos son gente guerrera, luchadores, dedicados y responsables , pero sobre todo con gran corazón, sirven alegrías y sonrisas. Por eso la calidad humana de cafe ramona es igual a la calidad de nuestros productos.

Queremos que un café les alegre el día, que sea una experiencia que los acompañe y que sea un momento único que dibuje una sonrisa en vuestro rostro.